la suerte del turista

Pasear sin rumbo, esperando el milagro, y encontrar una cuenta del color que siempre imaginaste tendría esa voluntad que te empuja a seguir esperando el milagro.

vecinos antípodas

Encontré fotos rotas junto al contenedor de basura. Mientras unos se afanan en destruir su pasado, a pocos metros de su casa mi madre se esfuerza cada día por no olvidar el presente.

nada es más bello que el silencio

Si las paredes hablaran, ¿quién nos asegura que no mentirían como los vivos?

la imposibilidad de ser otro

Tener la sensación de haberlo dicho todo y, aun así, madrugar cada día para comprobar si las diminutas macetas que me habitan dejaron caer melocotones, uvas, mandarinas.