mail a mí misma

Lejos de casa. Afuera llueve. Quiero ser joven.

abril de interior

Y afuera el viento descomponiendo el trabajo de las hormigas.

vuelve nieve de la tele, vuelve a nevar para mí

Espero un fundido en negro, un pitido, un himno, una carta de ajuste. Pero el mundo no se para.

los días, las cosas [19]

No derrames la sal, no reces a ningún dios.

lástima no medir dos centímetros [9]

Con un poco de ayuda (y serrín), la lluvia que llegó hasta debajo de la cama puede convertirse en una playa paradisíaca al atardecer. Seguro que a partir de hoy sueño con palmeras.

marzo también es un mes fantasma

Tú, que sabes de aristas, dime dónde fue a parar la confortable redondez de los días felices.

felicidad naranja

Después del temporal las aceras se han llenado de naranjas. Por más que busco no hay nadie en la calle con quien compartir esta felicidad.

pop

A veces oigo el estallido de una diminuta pompa en mi cerebro. Me gustaría saber si ese diminuto pop servirá para dejar paso a algunas grandes ideas.

mente colmena

Olvidarse de uno. Dejar de ser ruido.

junio, i miss you

Del mismo modo que Camus dice que "hay que tener un amor, un gran amor en la vida, porque nos sirve de coartada a las desesperaciones que nos abaten sin razón", habría que tener un techo pintado de azul para recordarnos que los dulces días de junio siempre vuelven.

días líquidos

No olvidemos tener a mano semillas para esas raras veces en que la vida nos empuja a vivir.

superser, marca registrada

Amor es brindar con un dedo de vino frente al frigorífico. Hoy no lo hubiéramos celebrado, pero mañana, o ayer, habríamos comido en un indio o yo habría hecho pollo tikka masala inventado y te habrías reído. Como la vida, que a veces parece inventada pero nos reímos igualmente.

mi cerebro [23]

El futuro no existe, pero llega. Y nos aplasta.

la generosidad

Dar sin adorno, ser sin adorno.